...
EFE

EFE

Volcán de San Vicente y Granadinas sigue siendo una amenaza para la población

San Vicente y las Granadinas, con una población de 110.000 personas, no registraba actividad volcánica destacada desde 1979


El volcán La Soufrière en San Vicente y las Granadinas continúa siendo un peligro para la población del pequeño territorio caribeño, según informó este martes el Centro de Investigación Sísmica (SRC) de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI).

La entidad, a través de un comunicado, subrayó que el volcán continúa en erupción y que su patrón de actividad sísmica en los últimos días es típico de crecimiento y destrucción de los domos de lava.

"Las explosiones acompañadas de caída de ceniza, de diferente magnitud, pueden reiniciarse con poca o ninguna advertencia", destaca el comunicado de la UWI, tras apuntar que la actividad sísmica en La Soufrière se ha reducido después del temblor asociado con la explosión y expulsión de cenizas del 22 de abril.

“Solo se registraron unos pocos temblores de largo período desde entonces”, destaca el SRC, agregando que “el volcán está en el nivel de alerta roja”.

El científico al frente del seguimiento de la actividad del volcán, Richard Robertson, dijo que "las cosas han estado relativamente tranquilas desde la explosión del día 22", después de matizar que en ningún caso eso significa que se deba bajar la guardia.

El sismólogo Roderick Stewart aclaró por su parte que entre diciembre, cuando el volcán comenzó a erupcionar efusivamente, y febrero, cuando una pequeña cúpula crecía dentro del cráter, la única señal de detección sísmica provenía de la única estación situada en la cima.

La estación fue dañada por una erupción, por lo que es bastante difícil conocer en estos momentos con precisión el grado de actividad.

“Es posible que haya una cúpula creciendo y no podamos detectar la sismicidad", sostuvo.

Robertson insistió en que algo podría estar sucediendo en el volcán que no se está detectando sísmicamente, lo que constituye un problema.

Por ello, adelantó que habrá que sobrevolar la zona para disponer de mayor información.

San Vicente y las Granadinas, con una población de 110.000 personas, no registraba actividad volcánica destacada desde 1979. Una erupción explosiva de La Soufrière causó la muerte de más de mil personas en 1902.