...
Foto Cortesía | Imagen referencial de las luces de un terremoto

Foto Cortesía | Imagen referencial de las luces de un terremoto

Los misteriosos destellos de luz tras el terremoto en México, ¿qué los provoca?

Un fuerte terremoto provocó pocos daños en el centro y sur de México


Un fuerte terremoto de magnitud 7,1 con el epicentro cerca del balneario de Acapulco provocó escasos daños el martes por la noche en el centro y sur de México.

El temblor se produjo a las 20.47 hora local (01.47 GMT), con el epicentro a 11 kilómetros al suroeste de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, indicó del Servicio Sismológico Nacional.

Rápidamente, la población comenzó a resguardarse y salió a las calles para seguir los debidos protocolos de evacuación, sin embargo, notaron unas misteriosas luces en el cielo tras el movimiento telúrico.

No es la primera vez que esto sucede en tierras mexicanas.

Conocido como "las luces del terremoto" el nombre científico del fenómeno es triboluminiscencia.

Estas ráfagas de luz se originan porque los deslizamiento del suelo cerca de las fallas geológicas de la Tierra generan una carga eléctrica, según investigadores de la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos.

Dichas luces ocurren antes, durante o después de fuertes movimientos sísmicos, como el de ayer en México.

En Estados Unidos también se presentó el fenómeno, según Boletín México

Se debe tomar en cuenta que las rocas de la corteza terrestre tienen pequeñas imperfecciones en sus cristales, por eso, cuando una onda sísmica las golpea se genera una fricción entre ellas y libera sus respectivas cargas eléctricas, estas cargas, al juntarse, salen hacia la superficia a gran velocidad manifestándose finalmente en el aire como luces, pero no son más que descargas eléctricas, según una publicación de National Geographic.

En palabras más sencillas, las luces no son más que la descarga de energía que liberó la tierra tras el terremoto.

CIUDAD DE MÉXICO EN ALERTA

El terremoto activó la alerta sísmica en la Ciudad de México, donde miles de personas salieron de casas y edificios como medida de seguridad y prevención, y donde en varios barrios se han producido cortes de electricidad.

"El secretario de Seguridad Ciudadana (Omar García Harfuch) está sobrevolando (la ciudad). Hasta el momento no se reportan daños graves. Seguimos informando", indicó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en un mensaje en Twitter.

El gobernador del sureño estado de Guerrero, Héctor Astudillo, informó de que una persona falleció por la caída de un poste de la luz en el municipio de Coyuca de Benítez como consecuencia del sismo, sin que se hayan reportado por ahora daños de consideración ni mas victimas.

En un recorrido de Efe por la costera de Acapulco se pudo apreciar la caída de estructuras metálicas y cristales rotos en algunos establecimientos.

El Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina notificó que no se espera la generación de un tsunami en la zona costera.

El sismo de esta noche ocurrió en la misma fecha en la que hace cuatro años -el 7 de septiembre de 2017- se registró un terremoto de magnitud 8,2 el cual tuvo su epicentro en el Golfo de Tehuantepec y afectó principalmente los estados de Oaxaca y Chiapas, donde 98 personas perdieron la vida, 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

Aquel terremoto tuvo su epicentro en Chiapas (sureste), mientras que el terremoto del 19 de septiembre de 2017, de magnitud 7,1 y con epicentro entre Puebla y Morelos (centro), dejó 369 muertos, 228 de ellas en Ciudad de México, y cuantiosos daños materiales.