...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Nahra prevé un aumento en las deportaciones de nicaragüenses desde EE.UU.

Según la organización, los ciudadanos no están siguiendo el debido proceso para las solicitudes de asilo político.


Al menos unas 300 familias de migrantes, algunas de ellas nicaragüenses, se encuentran en alberges de Texas y Arizona (Estados Unidos) a la espera de una respuesta ante sus solicitudes de asilo, según constató en visitas la Nicaraguan American Human Rights Alliance (Nahra).

La organización no descarta que este mes aumenten las deportaciones de ciudadanos nicaragüenses pues no están cumpliendo con los debidos procesos que exige el país para otorgar asilo político.

Carolina Sediles, vicepresidente de Nahra, señaló que varios nicaragüenses no llevan a mano evidencias contundentes de que son perseguidos políticos para presentarlas ante los agentes de migración de los EE.UU.

Según Nahra, una carta de organizaciones de derechos humanos por sí misma no es una evidencia contundente para obtener el asilo.

“Tienen que llevar las evidencias en la mano, que sean contundentes y traducidas al inglés porque no toda la gente puede hablar español, además ese es el idioma legal de los EE.UU., entonces llegar a un alberge no es que te van a dar el asilo una vez que te dejen entrar, si te dejan entrar es para darte la oportunidad de presentar tu caso”, explicó Sediles.

Según la vicepresidente de Nahra, es necesario buscar otras opciones de países para pedir asilo o refugio si la persona solicitante lo hace por problemas económicos y no por persecución.

En Estados Unidos se han reactivado los vuelos de deportaciones por lo que las personas que no califican al asilo serán puestas en centros de detención mientras sale un vuelo hacia Nicaragua.

“Los nicaragüenses pueden viajar a otros países que sí dan asilo, pero obviamente hay que poseer evidencias de que son perseguidos políticos, los 7,000 o 15,000 dólares que invierten en un coyote para que los pase a EE.UU. es mejor pagarlos para irte a otro país y pedir el asilo o refugio ahí, los jóvenes pueden buscar visa de estudiante, seguir creciendo profesionalmente, es malo para la salud mental estar en retención los tres meses o más que puede durar tu proceso en un alberge de EE.UU.”, aseveró Sediles.

Costa Rica, México y Canadá son los destinos que prefieren los nicas para migrar, en el caso de Europa, migran hacia Alemania y España, según Nahra.

“México tiene estados muy bonitos y muy prósperos, es la frontera lo que es peligroso, ellos están dando el refugio no necesariamente por persecución, también dan asilo después de un año, se puede aplicar para luego tener la residencia en México, pero se les ha metido en la cabeza a los latinos el sueño americano, que luego se convierte en pesadilla”, manifestó Sediles.