...
VosTV

VosTV

¿Puedo perder mi trabajo si me niego a vacunarme contra la Covid-19?

El programa de vacunación se extendió a los ciudadanos mayores de 30 años


Mientras el Ministerio del Trabajo (Mitrab) no dicte una resolución sobre obligatoriedad para vacunarse contra la Covid-19 ninguna empresa puede despedir a un trabajador que aún no se haya inmunizado contra este virus, explicó la experta en derecho, Yessenia Castillo.

Recientemente, las autoridades sanitarias extendieron el programa de vacunación a los nicaragüenses mayores de 30 años y varias dudas han surgido respecto al tema laboral.

"Desconozco si el Ministerio del Trabajo ha dictado una norma en la que se indique de que para poder acceder a tu lugar de trabajo tenés que presentar la tarjeta de vacunación (...) no podemos vulnerar los derechos humanos. El Ministerio del Trabajo, si se llegara a presentar un trabajador que indique que fue despedido por no haberse vacunado va a tener que hacer una ponderación”, explicó Castillo.

La ponderación es una forma para aplicar principios jurídicos, o bien, para preferir un derecho fundamental sobre otro con el fin de darles plena eficacia a los derechos fundamentales en caso de que uno entre en conflicto con el otro.

Sobre el caso de que las empresas por iniciativa propia comiencen a exigir la tarjeta de vacunación a sus trabajadores, la experta resaltó que dicha decisión no puede violentar las normas previamente establecidas en el Código del Trabajo.

“El principio quinto del Código del Trabajo dispone que las normas de ordenamiento jurídico laboral limitan o restringen la autonomía de la independencia de la voluntad, es decir, nosotros contractualmente podemos decidir algo, pero si esto va en contra de las disposiciones que establece el Código del Trabajo entonces no existe, o no es válido”, argumentó.

¿Y qué pasa si en su lugar la situación es que, para contratar a alguien, la compañía exija la cartilla de vacunación?

“Si una empresa va a tomar una medida de este tipo para empezar tiene que hacerlo basado en los convenios internacionales ya ratificados por el estado de Nicaragua en el cual se verifique que efectivamente no existe discriminación”, explicó la abogada Yessenia Castillo.

Destacó que hay personas que no pueden vacunarse porque posiblemente padecen de una enfermedad que les limita acceder a la inmunización y en esos casos se debe respetar cualquier circunstancia que les impida vacunarse.

“Por ende se deben tomar medidas que se ajusten a la realidad nacional que vayan acorde con las normas internas (…) cuando una empresa toma la decisión de aplica una medida en la que me obliga a vacunarme debe existir un fundamento jurídico que sustente dicha medida”.

Castillo resaltó la importancia de conocer la legislación nacional a fin de saber cómo proceder en este tipo de casos, principalmente estar alertas por si alguna autoridad emite una circular en cuanto al tema de la vacunación en Nicaragua.

“Desde que el Estado me dice que es una vacunación voluntaria en Nicaragua no me ha dictado alguna norma para que me obligue a vacunarme”, finalizó la abogada Castillo.