...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Así luce la Isla del Amor, nuevo atractivo turístico de Managua

En febrero, las autoridades indicaron que se invertiría un millón de córdobas en esta primera etapa del proyecto


El fin de semana se inauguró la primera etapa de una nueva atracción turística en Managua: la Isla del Amor.

El nuevo espacio cuenta con más de 20 mil metros cuadrados de área total, de ellos, 678 fueron utilizados para construir un restaurante, una zona de picnic, un patio para camping, zona de hamacas, cabañas, ranchos, bar y una piscina.

En el lugar también existe una capilla para las parejas que decidan unir su vida en matrimonio.

Además, una abundante vegetación embellece este nuevo atractivo de la capital.

La Empresa Portuaria Nacional indicó que se trabaja para la incorporación de motos acuáticas y en la construcción de un puente flotante.

La Isla del Amor es un territorio de cuatro manzanas y media, ubicado en el lago Xolotlán.

Para llegar a este destino, las personas deben viajar en barco o lancha desde el Puerto Salvador Allende. El trayecto dura aproximadamente unos 20 minutos.

Según las autoridades nacionales, para conocer el costo tanto del transporte como de otras actividades que se pueden realizar en la Isla del Amor se debe consultar en las instalaciones del Puerto Salvador Allende.

De acuerdo a documentos e historiadores, la isla en algún momento se convirtió en el refugio ideal del General Anastasio Somoza García, quien tenía ahí una casa de verano a la que llegaba con “invitadas especiales”, de ahí el nombre de la isla.

De la casa de Somoza solo quedaron las bases cortadas sobre las que se montaron cimientos de un proyecto turístico privado que después suspendió la EPN.

En febrero de 2021, cuando se anunció el proyecto, Raomir Manzanares, activista ambiental, destacó la importancia de invertir en obras para promover el turismo ecológico, sin embargo, también resaltó como fundamental la elaboración de un plan de gestión ambiental en la zona, pues en el lugar se encuentran animales en la lista roja de peligro de extinción del Club de Jóvenes Ambientalistas.