...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Sara Raquel Berríos, madre y bombera a tiempo completo

Berríos se describe como una mujer comprometida


Sara Raquel Berríos es una mujer comprometida con las causas sociales y el servicio comunitario. A sus 28 años ha sabido organizar su tiempo para asumir su rol como madre soltera y, a la vez, de ejercer como miembro activa del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua (BCBM).

Berríos es arquitectura de profesión, pero desde los 17 años se ha dedicado a salvar vidas y a actuar en situaciones de emergencias como bombera.

“Tengo aproximadamente once años de estar acá, de los cuales diez años y cuatro meses fui voluntaria. Soy arquitecta y también soy mamá de una niña de cuatro años. Me gusta lo que hago, amo este trabajo, si me hubiesen preguntado qué hubiera estudiado de forma secular definitivamente sería esto, ser bombera”, explicó.

El apoyo de su familia ha sido la principal motivación para su desempeño en este campo.

“Cuando yo logré entra acá a la institución, yo tenía aproximadamente diecisiete años, yo quería formar parte de una institución que sirviera a la sociedad, pude haber sido bombero, o de la Cruz Roja, pero como esta era la unidad más cercana que tenía entonces yo le dije a mi mamá que quería ser bombero y ella me apoyó desde el comienzo”, enfatizó.

El apoyo de su familia ha sido la principal motivación para su desempeño como bombera.

“Para mi familia yo soy un orgullo, la verdad todo se lo debo a mi mamá, ella es mi máximo apoyo, alentándome a seguir adelante, mi familia entiende mi trabajo. Mi hija inclusive con sus 4 años comprende que mamá trabaja 2 días y descansa 2 y ella cada mañana me dice: hoy te vas ir a trabajar. Mi niña me desea siempre lo mejor. Todo comprenden la magnitud de mi trabajo”, indicó.

Pese a la dureza del trabajo, Berríos no ha perdido la sensibilidad y empatía a la hora de asistir a sus pacientes.

“Dentro de la atención hospitalaria, cada emergencia a la que yo asisto tiene cierto grado de impacto en mi persona, soy demasiado sensible en esto de que no me gusta que la gente sienta dolor, pero de eso se trata, de minimizar el dolor. Trato de atender cada emergencia con calidez humana, tratando de ponerme en el lugar de mi paciente y a la vez tratando de darle apoyo psicológico” indicó Sara.

El capitán Raúl Ramos, jefe del cuartel Comandante Joaquín Vigil Lejarza manifestó que “tener una mujer en nuestras filas es un orgullo”.

Si bien hay féminas que se dedican a la parte operativa y administrativa, contar con Berríos en el cuerpo de bomberos, dispuesta en cualquier momento a atender las emergencias, es sin duda “un elemento clave para el equipo”, según Ramos.