...
Foto cortesía

Foto cortesía

Médicos temen importación de casos covid-19 por malas prácticas preventivas a finales de año

El médico hizo un llamado a la población nicaragüense a finalizar su esquema de vacunación contra la covid-19, ya que esto puede disminuir la gravedad de los casos.


Algunos nacionales y extranjeros que llegaron al país para las vacaciones de navidad y fin de año ya no pudieron retornar a sus residencias, ya que a su intento de salida, fueron detectados con la covid-19, así lo evidencian médicos independientes que les atendieron y quienes alertan que esto podría generar la importación de variantes de la pandemia a Nicaragua.

El doctor Alejandro Lagos, experto en salud pública, señaló que solo en la primera semana de enero, atendió a 4 pacientes que tendrán que quedarse en el país y les han establecido un periodo de cuarentena.

“La sintomatología sigue siendo igual que en los países donde ahorita está azotando el número de casos y donde se ha confirmado la variante Omicrón, son síntomas leves, se pueden manejar en casa, es más de tres a cinco días la sintomatología, se puede hacer un poquito más rebelde, pero después comienza a disminuir y como que no ha pasado nada”, dijo Lagos.

Según el especialista, el problema es que en varios hogares no se aplicaron debidamente las medidas de prevención durante las actividades familiares.

“En las fiestas navideñas y las fiestas de fin de año se reunieron con sus familias, básicamente se quitaban las mascarillas para ingerir alimento, para tomarlos, y para platicar a gusto, ya no se las colocaban o se las cambiaban, y eso es lo que nos hace pensar que habrá gente contaminada”, agregó Lagos.

De sus pacientes atendidos, el especialista reconoce que estuvieron en el país más de 10 días, tiempo suficiente para un periodo de incubación y posterior transmisión a sus cercanos o familiares, con los que compartieron las festividades.

“Se recomienda una cuarentena de 14 o 15 días, en el caso del Ómicron, que aún no está detectado en Nicaragua, dilata de 3 a 5 días en incubarse, sin embargo, después puede continuar un periodo de transmisión y contaminación”, manifestó Lagos.

La Unidad Médica Nicaragüense (UMN) insisitió en que sintomatologías respiratorias leves podrían crecer a finales del mes, tras estas visitas extranjeras de navidad y fin de año, pero la ausencia de pruebas rápidas, dificulta detectar si son importados.

El doctor José Luis Borgen, integrante de la UMN, recordó que las variantes detectadas recientemente en otros países, son menos letales, porque los síntomas son leves y no se está requiriendo de hospitalización.

“El problema es que al ser las manifestaciones leves, no se les está prestando la debida importancia a esta situación, porque entre más contagio hay, hay más riesgo que aparezcan nuevas mutaciones, que no sabemos si serán iguales a la Alfa, a la Beta o Delta, que en el pasado sí ocasionaron muertes”, agregó Borgen.

El médico hizo un llamado a la población nicaragüense a finalizar su esquema de vacunación contra la covid-19, ya que esto puede disminuir la gravedad de los casos.

Hasta el momento, el Ministerio de Salud (Minsa), no reporta nuevas variantes en Nicaragua, más que las cuatro que ya le reportaron a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Aunque no especificó cuáles son las variantes de preocupación que circulan en el país, según información oficial publicada en la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las variantes englobadas en esta categoría son: Alpha, Beta, Gamma y Delta.