...
Cortesía

Cortesía

Lo que debe saber antes de aplicarse la vacuna rusa contra el coronavirus

Especialistas ofrecen recomendaciones para un efectivo proceso de aplicación de la vacuna rusa contra el coronavirus


El Gobierno de Nicaragua anunció ayer que la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, ya fue recibida en el país. Especialistas ofrecen recomendaciones para un efectivo proceso de aplicación de esta inmunización.

De la llegada de las primeras dosis de la vacuna rusa Sputnik V sólo se conoce que están en el país desde la noche del pasado martes y que se priorizarán a las personas con enfermedades crónicas, pero hasta ahora el Gobierno mantiene bajo mucho sigilo la cantidad de dosis que recibió en este primer lote y la fecha en la que iniciará la vacunación.

La noticia de la llegada de la vacuna rusa fue bien recibida por la comunidad de especialistas que integran el Comité Científico Multidisciplinario, ya que este antídoto tiene hasta un 92 por ciento de efectividad contra la Covid-19, superior a la vacuna desarrollada por AstraZeneca que también está dentro de los planes de adquisición de Nicaragua.

“Se requiere más información, porque no sabemos, por ejemplo, cuántas dosis llegaron y cuántas van a llegar después y con qué periodicidad y sobre todo cuándo se iniciaría la aplicación de la vacuna”, sostuvo el doctor Carlos Hernández, integrante del Comité.

Dicha organización insta a las autoridades a garantizar la aplicación de esta vacuna bajo un plan que garantice los protocolos de seguridad que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En el caso de la Sputnik V tenemos varias particularidades, por ejemplo, que la primera dosis no es igual a la segunda dosis y tiene que asegurarse que eso sea una continuidad aplicada muy claramente, la primera dosis tapa azul, la segunda dosis tapa roja, tiene que establecerse un orden muy claro para que la secuencia sea asegurada”, agregó Hernández.

Para garantizar esta continuidad, especialistas han explicado que parte de este protocolo es que se deben garantizar tarjetas de vacunación en donde se especifique qué vacuna se le aplicó a la persona y de qué laboratorio, para evitar confusiones en la aplicación de las dosis y garantizar que las inmunizaciones que se inoculen sean del mismo laboratorio farmacéutico.

Según el epidemiólogo Leonel Argüello, habilitar puestos de vacunación con todas las condiciones necesarias también es parte de vital de estos protocolos.

“El principal problema que tenemos es que no pueden convertirse los centros de vacunación en un foco de contagio. Qué significa esto, que los centros de vacunación tienen que ser espacios abiertos, espacios grandes, tienen que ser lugares que garanticen espacio para que la gente no se aglomere, que podamos mantener la distancia de al menos dos metros entre persona y persona”, explicó.

Otra acción que aún está ausente y que es necesaria, tiene que ver con una campaña de información clara sobre la vacuna para que la población acuda con toda confianza a los lugares que serán habilitados para la inmunización.

“Una cosa importantísima es diseñar una estrategia de comunicación de riesgo, en la cual la población sepa qué vacunas son las que entran al país, cuál es el instructivo de esa vacuna, que población se puede vacunar o no vacunar, cuál es la priorización que se va hacer en relación a la población, cómo se va a responder frente al montón de mitos y falsas noticias alrededor de la vacuna”, recomendó Argϋello.