...
Referencial.

Referencial.

Identifica la depresión, cómo prevenirla y cómo ayudar a quienes la padecen

El miedo al estigma impide que muchos accedan al tratamiento que necesitan para vivir vidas saludables y productivas.


El 13 de enero se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Depresión, un trastorno emocional que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La depresión tiene varios factores de riesgos, el trauma, por ejemplo, de una persona que haya sufrido abuso sexual, violencia algún evento catastrófico que haya impactado su vida, con una infancia dolorosa, con poco amor o despego de sus padres o cuidadores, personas que hayan tenido un duelo traumático y que no han podido superar, problemas económicos, migración, situaciones estresantes o algunas patologías psicológicas”, expresó el psicólogo, Roberto Ordóñez.

La carencia de apoyo a las personas con depresión, junto con el miedo al estigma, impiden que muchos accedan al tratamiento que necesitan para vivir vidas saludables y productivas.

“Al igual que las diferentes enfermedades o problemas que tenga que ver con la salud mental, la gente no lo termina de comprender, entonces van a estigmatizar a todas aquellas que tengan un padecimiento, trastorno de ansiedad, que tenga un comportamiento suicida o cualquier otro comportamiento conductual incluso en los niños”, puntualizó el experto.

La depresión también es un factor de riesgo importante para el suicidio, que reclama cientos de miles de vidas cada año.

“El depresivo no necesita que lo aconsejes tanto, o que vos hables mucho, lo que necesita es que lo escuches, que esa persona hable, se desahogue, validar sus emociones, sus sentimientos y cuidar de decir palabras que devalúen lo que siente", manifestó el especialista.

Agregó que para evitar caer en depresión hay que aplicar "el autocuido, desde mi cuido social, con quién me relaciono, con quién hablo, con quién platico; tratar de no hablar con gente que es demasiado negativa para mi vida, que no me proporciona salud o no da paz interior”, explicó Ordoñez.

La depresión no se trata de un simple decaimiento en el estado de ánimo, conlleva al surgimiento de otras enfermedades como estrés, fobias, ansiedad, trastornos obsesivos y en el peor de los casos puede conducir al suicidio.