...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Sindicalistas proponen para este 2022, un ajuste salarial diferenciado

Para las pequeñas y medianas empresas proponen que sea de un 5% y para el resto de sectores de 10% en adelante.


Para este año, la Central Sandinista de Trabajadores (CST), propone un ajuste salarial diferenciado, es decir, para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) sea de un 5%, y para el resto de sectores de 10% en adelante. La gremial argumentó que debe aplicarse de esa manera, porque las pequeñas empresas argumentarán que no están condiciones de pagar más y pondrían en riesgo el empleo.

“Las pequeñas y medianas empresas no podrán aguantar el 16%, ni 15%, ni el 10%, porque son de economías pequeñas, por eso planteamos que sea del 5% y el resto de sectores, cuando menos, hablamos de dos dígitos, del 10% en adelante”, dijo Roberto González, secretario general de la CST.

González mencionó que en 2018, se pudo aplicar un ajuste del 10.40%, equivalente para todos los sectores, porque las condiciones económicas del año anterior, fueron positivas para todos los sectores de manera general.

“Los resultados en la economía del próximo año no será el mismo 15%, será por el orden del 8% o 7%, y se nos reduce para todo lo largo de 2022, no queremos provocar alegrones de burro, mejor saquemos un ajuste de acuerdo a la Ley, porque no queremos al día siguiente que firmemos este acuerdo, que se disparen todos los precios y haya un caos económico, queremos preservar condiciones en el salario, pero también queremos preservar empleos”, expuso.

Asimismo, González expresó que si se plantea un ajuste igual para todos los sectores, el argumento de las pymes será que están atentando contra la estabilidad del empleo y estabilidad de las empresas , "van a aducir que comenzarán a reducir masivamente empleos".

El sector aseguró que no está dispuesto a reducir su propuesta, que más bien pretenden que se eleve, porque hay condiciones económicas que permiten su aplicación.

“Debemos discutir el salario en base a dos dígitos, hay criterios de que eso puede afectar la economía, en 2018 no hubo ningún problema y fue posible. Si en algún caso, esto es revisado en la negociación y solo se aplica uno de los criterios, que no sería lo correcto, entonces nos pronunciaríamos por el crecimiento y no la inflación”, añadió.

De acuerdo a González actualmente la población nicaragüense ha perdido el 8.7% del poder adquisitivo, debido al costo de la canasta básica que tiene un valor de 15,512 córdobas.

“Este impacto es significativo para la población, no entiendo como algunos hablan de que hay baja en los precios, aquí se refleja lo que le cuesta a la población, inclusive en 2019, cuando no hubo ajuste, siguió subiendo su valor, el precio de la canasta básica debe considerarse a futuro, para ponernos de acuerdo en que tenga un precio justo para todos”, dijo.

El líder sindical refirió que seguirán analizando los datos con los diferentes sectores, para evaluar la propuesta que inicialmente están plateando.

Los sindicalistas esperan que la próxima semana el Ministerio del Trabajo (Mitrab), los convoque a participar en la mesa de negociación del salario mínimo.

Recientemente, la Asociación de Promoción al Desarrollo y Sostenibilidad de Nicaragua (Aprodesni), estimó que este año el ajuste salarial podría superar el 4%.

En 2021, se aprobó un ajuste diferenciado equivalente al 1% para la micro, pequeña y mediana empresa turística y artesanal, y fue del 3% para el resto de sectores.

A partir del 1 de enero de este año, un total de 131,146 trabajadores de zonas francas se les aplicó un aumento del 8.25% en su salario mínimo, este fue el último incremento dentro del acuerdo tripartito firmado en junio de 2017, se espera que a mediados de este año se retomen negociaciones para llevar a efecto otro porcentaje de ajuste para dicho sector.