...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Vela del Barco se realizará este año pese a que la iglesia llamó a evitar aglomeraciones

Nieto del fallecido Lisímaco Chávez no descarta que el pueblo decida por su cuenta tomar la imagen para realizar las festividades.


La familia del fallecido Lisímaco Chávez, devoto de Santo Domingo de Guzmán, informó que este año se mantendrá la realización de la tradicional Vela del Barco, pese a que la Arquidiócesis de Managua canceló las procesiones para evitar un aumento de casos por la Covid-19.

La Vela del Barco se realiza anualmente en el barrio San Judas como parte de las actividades en honor a “Minguito”.

Franklin Chávez, nieto del fallecido tradicionalista, pidió a la población que durante esta actividad apliquen las debidas medidas de prevención contra el coronavirus, usando mascarillas y aplicando alcohol en gel.

“Vamos a seguir manteniendo lo que son las actividades patronales que nos competen, estamos más que claros con el comunicado de la iglesia de que no van a bajar el santo, pero nosotros como comité siempre vamos a seguir con esta actividad, no podemos dejar que el pueblo de Managua pierda sus tradiciones”, dijo Chavez.

Chávez afirmó que les llenó de molestia y tristeza la decisión de la iglesia católica de cancelar las procesiones del 1 y 10 de agosto con la imagen de “Minguito”.

En 1961 Lisímaco Chávez robó la diminuta imagen por la cancelación de las fiestas, por lo que este año su nieto no descarta que la historia vuelva a repetirse.

“A mí me duele que la tradición que tanto le ha costado al pueblo de Managua, vengan y la quieran arrebatar, yo voy a seguir participando con lo que es la roza del camino, voy a seguir con todas las actividades que se han realizado, así vaya solo yo con mi Comité hacia Las Sierritas, con unos chicheros, con dinero o sin dinero, pero voy a seguir y el pueblo de Managua que se quiera sumar ahí nos vamos a ver”, manifestó Chávez.

Este domingo iniciaron sus respectivas celebraciones los tradicionalistas del Comité Lisímaco Chávez, con una corrida de toros, la cual se ejecutará nuevamente el próximo 24 de julio y el 31 del mismo mes la tradicional Vela del Barco.

El exigir la realización de estas fiestas es una proclama de los fieles y no debe verse como una decisión con tintes políticos, aclaró Franlin Chávez.

“Que quede claro esto, no lo pedimos por medio de algún partido político o por el Gobierno, es el pueblo que no quiere perder sus tradiciones, no queremos que lo usen de excusa luego”, finalizó.