...
Foto cortesía

Foto cortesía

Empresas denuncian retrasos del INSS en el envío de subsidios por casos sospechosos de Covid-19


Varias empresas en Nicaragua reportan que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) está retrasando el envío de documentación vía electrónica de un trabajador que haya acudido a su clínica provisional con síntomas similares a los de la Covid-19.

En mayo del 2020, a través de una circular, el INSS exigió a las clínicas previsionales no poner en las órdenes de reposo el diagnóstico “sospecha de Covid-19” sino poner padecimientos como faringitis, otitis, laringitis, bronquitis, neumonía, entre otros.

Sin embargo, son los mismos trabajadores quienes reportan cualquier síntoma y que consideran sospechoso de ser el virus a sus respectivos empleadores.

Manuel Ruiz, experto en seguridad social, explicó que al no enviar vía correo electrónico el documento, el INSS estaría violentado el artículo 93 de la Ley de Seguridad Social, Ley 539, porque estaría dejando la responsabilidad a la empresa de pagar el 100% del salario al trabajador de subsidio, cuando las normas jurídicas señalan que deben asumir el 60%.

“Todo empleador que tenga ese problema debe de dirigir una comunicación al departamento de subsidio del INSS, indicando que el trabajador se encuentra de subsidio y que ya han pasado más de 15 días, que es un término amplio para pagar. Si el INSS no manda dicha orden vía correo el empleador estaría asumiendo el 100% del salario del trabajador, cuando en realidad al INSS le debería corresponder el 60%”, indicó Ruiz.

El experto agregó que si el INSS no corrige esta política es por falta de voluntad administrativa pues cuentan con los equipos tecnológicos necesarios para resolver el problema.

“Dicen los científicos que será Covid-19 hasta que no se demuestre lo contrario, si esto es así, entonces debería ser así, el INSS debería brindar la esquelita diciendo el nombre del asegurado y que es sospechoso del virus, no tiene nada de malo, es sospecha no confirmación, con ese papelito indudablemente el trabajador que va a ser hospitalizado o a quedar de subsidio en su casa podrá enviarlo con un familiar al empleador y ya se da por notificado que ese trabajador está de subsidio”, manifestó.

La otra opción que propone Ruiz es llegar a un acuerdo entre empleador y trabajador, a quien debe brindársele un número telefónico específicamente para notificar si es sospechoso de portar el virus.

“En el caso que usted vaya a su empresa médica provisional y sienta que es portador del virus tanto para protegerse usted, a su núcleo familiar y a los trabajadores de la empresa, debe notificarlo. Si vía electrónica el INSS aún no le han mandado su subsidio a su empleador, ni ningún documento, usted debe llamar a recursos humanos indicando que va de subsidio, que está en su casa y que está realmente en cuarentena, si no puede llamar que lo haga un familiar porque en algunas empresas 3 días ausentes es un abandono de trabajo”, señaló.

El experto confirmó que esta situación se vive en una empresa del régimen de zonas francas. De sus 14 mil trabajadores al menos el 10% de ellos tienen síntomas asociados a la Covid-19 y el INSS aún no ha enviado los subsidios.